domingo, 19 de enero de 2014

Publicidad: más que una profesión, una vida entera.

Hace prácticamente un año que decidí dedicar este blog a hablar sobre publicidad. No he sido muy regular, algunas veces por desgana, otra por no querer ser un mero seguidor de los grandes blogs de este sector y a veces por el simple miedo de no saber si lo que escribo será relevante para alguien.


¿Por qué la publicidad?

El título de esta entrada lo deja claro, para mí esto no es una profesión, es mi vida. Si me pusiera a pensar cuando fue el día en que me di cuenta de quería ser publicista creo que tendría que trasladarme a mis diez u once años, cuando prácticamente podía recitar cualquier anuncio de un producto que me gustara y los que me conocen bien ya saben que a veces no puedo evitar tararear la cancioncita de Nestlé Extrafino.

Hoy, creo que han habido tres grandes influencias que me han hecho armarme de valor para dejar mi isla y venirme hasta Barcelona a convertirme en un publicista hecho y derecho; por un lado mis compañeras en la agencia de Oportunidades Canarias, Gema y Lorena, que me enseñaron como es este mundo desde dentro, lo divertido, estresante e importante que es la planificación de medios, puesto que he llegado a adorar y que añoro casi todos los días.

Por otro lado, le debo a Juan Guerrero de la agencia el Conejo Blanco, el motivarme a dar el salto con un seminario sobre Street Marketing que fue de las primeras cosas que compartí en este blog. Y como no, a mis amigos y familia que me apoyaron y me siguen apoyando a 2.400 kilómetros de distancia.

La foto que he puesto al comienzo de este post aniversario es mi pequeña colección de libros que recomiendo encarecidamente a toda aquella persona que tenga algún interés en publicidad o se dedique ya a ella. En los próximos dias iré hablando de ellos.

Ahora en el ecuador del Máster no podría sentirme más feliz y a gusto con la decisión que he tomado al venirme a vivir aquí. Quisiera cerrar este post agradeciendo a todas las personas que entran a leer mis mensajes, ya sean amigos míos de facebook o gente externa a la que no se como demonios les puede haber llegado este pequeño y (a veces) mal cuidado blog.

Un año de reflexiones sin reflexión y tonterías varias, y esperemos que lleguen a ser muchos más.

Un saludo enorme. 
Josué Medina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada