sábado, 19 de enero de 2013

Decisiones




Las personas tomamos todos los días cientos, tal vez miles de decisiones. Decisiones triviales, de poca importancia, algunas de carácter más relevante y a veces decisiones de “vida o muerte”. La mayoría las tomamos sin darnos cuenta y sin pararnos a pensar, pero ¿alguna vez has pensado que podría suponer tomar una decisión sobre algo?


 Piensa en las decisiones que has tomado hasta ahora, la carrera universitaria que has escogido, los hobbies que tienes, amistades, relaciones… ahora piensa como sería tu vida si hubieras cambiado algo de eso; no es fácil pensar en que habría cambiado, ¿Qué hubiera pasado si en vez de estudiar, por ejemplo, medicina, hubiera elegido derecho? Lo más probable es que la persona que eres hoy no exista. Puede sonar como un extremismo pero la persona que eres hoy se basa en las decisiones que has tomado en tu vida y cualquier variación de ella crea infinitos caminos, infinitas posibilidades que hacen que tú como persona seas diferente.

Le llaman efecto mariposa, “una mariposa que bate sus alas en un lugar del mundo puede generar una tormenta en el lugar opuesto del mismo”, a mi me gusta llamarlo acción y respuesta. Todo lo que hagas en tu vida, tendrá de algún modo u otro una repercusión que a lo mejor puede ser mínima pero existe y que supondrá cambios en tu forma de ser, de pensar y de vivir.

Y aún así, vivo con una filosofía en la cual nunca me arrepiento de las decisiones que he tomado, pues con ellas y teniendo en cuenta las infinitas posibilidades que puedan haber existido han dado lugar a lo que soy hoy, a conocer a la gente a la que aprecio y a tener la vida que tengo.

Hay una película muy recomendada sobre la toma de decisiones muy buena que hay que ver, su nombre es “Las posibles vidas de Mr Nobody”.


Y a veces es irremediable pensar…. ¿Qué hubiera pasado si…?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada